Promover la Reflexión




Vivimos en una época en la cual es necesario caer en cuenta de la responsabilidad y de la amplia posibilidad que tenemos para desarrollar los valores en nuestros hijos y con ello contribuir a mejores relaciones interpersonales, es decir, una mejor interacción con nuestro entorno y comunidad.



Nuestro compromiso como padres de familia es generar un ambiente familiar más sano y fluido, así como una interacción social con alto grado de valores, esto indudablemente creará confianza con ellos mismos y con su contexto, favorecerá una comunidad de paz y armonía.


Es importante desarrollar en casa “la comunicación” es decir, por medio del diálogo facilitar en nuestros hijos, el desarrollo de “los valores”. Tomemos en cuenta que podemos hacer uso de “la reflexión” haciendo ciertos planteamientos, relatando historias que los lleven a pensar en elegir un tipo de respuesta ante determinada situación, siempre basada en los buenos valores.


Podemos hacer uso del cuento o incluso de alguna película, en donde reforcemos las soluciones con base a los valores positivos, esto fomenta “inteligencia emocional” en ellos y como consecuencia mejores respuestas en todos los ámbitos: cognitivo, emocional, conductas-social académico.

Ahora bien, será importante que el relato, la historia que reflexionaremos con nuestros hijos, sea breve, clara, precisa y acorde a la edad de cada niño, para que despierte verdadero interés en él y también auténtico aprendizaje.


Al terminar el relato, invitar a los hijos por medio de preguntas, a que propongan diferentes soluciones como: ¿qué podría haber hecho diferente (el personaje del cuento)? ¿de qué otra manera podría haber reaccionado? Esto les permitirá tener un pensamiento creativo a soluciones.